Metros en República Checa: Praga

Praga es la capital y ciudad más importante y poblada de la República Checa. Esto se debe a su población de 2.6 millones de habitantes, comprendida en toda su área metropolitana. La ciudad es además la capital de la región de Bohemia, y se ha convertido en uno de los centros poblados más importantes de Europa Central.

Praga es conocida por sus construcciones arquitectónicas con presencia románica, gótica, renacentista y barroca. Al igual que gran parte del continente, Praga vivió el dominio del Imperio Austrohúngaro, y el siglo siguiente fue ocupada por los nazis y posteriormente por los soviéticos. En Praga se puede apreciar aún la influencia del régimen comunista que estuvo vigente hasta la Revolución de Terciopelo en 1989. Toda esta rica historia se ve reflejada en numerosos museos, galerías, teatros y monumentos que atraen a millones de turistas de todo el mundo.

El centro de la ciudad fue declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. El atractivo de Praga se traduce en datos: es la quinta ciudad europea más visitada.

Las temperaturas de Praga oscilan entre los -1 y los 3°C en los meses más fríos, mientras que en los más cálidos está entre 13 y 18 °C como promedio.

El Metro de Praga está compuesto por tres líneas que tienen 61 estaciones. El sistema cuenta con 65.2 kilómetros de recorrido entre las tres líneas.

Desde su fundación en 1974, el metro ha contado con diferentes materiales rodantes. Actualmente son dos series las que se encuentran vigentes. La primera de ellas son los trenes de tipo 81-71M, que son una variante de los trenes soviéticos 81-71. Estos trenes se encuentran en las líneas A y B y mantienen una longitud de 96.11 metros. Los 81-71M se han ido sustituyendo gradualmente por el modelo Metro M1, construido especialmente para este sistema por las compañías ČKD, Siemens y ADTranz y cuenta con 96.66 metros de extensión, que acogen a 1464 pasajeros. El modelo, diseñado exclusivamente para Praga, ha encontrado recepción en otras latitudes.

El número de pasajeros anuales del Metro de Praga es de 589.2 millones.

Mustek Mustek

El operador del sistema es la compañía Dopravní podnik hlavního města Prahy (Compañía de Transporte Público de Praga, también conocida en inglés como Prague Public Transport Company).

  • Conocido como: Metro
  • Longitud: 65.2 kilómetros
  • Ancho de la vía: 1,435 mm
  • Número de líneas: 3
  • Número de estaciones: 61
  • Velocidad máxima: 80 km/h
  • Sitio web: www.dpp.cz
  • Operador: Dopravní podnik hlavního města Prahy (Compañía de Transporte Público de Praga)
  • Pasajeros diarios: 1.6 millones, aproximadamente
  • Fundación: 9 de mayo de 1974

Breve historia

Las primeras iniciativas de un transporte subterráneo en la ciudad de Praga datan de finales del siglo XIX, específicamente en 1898, que uniría a Praga con Karlín y Podolí. Este antiguo proyecto solo se volvió a manifestar en la década de 1920, con la llegada del proyecto Metro Fast Track for Prague, patrocinado por los ingenieros Vladimír List y Bohumil Belada.

La idea de esta iniciativa era hacer cuatro líneas subterráneas, pero fracasó. En los años 1930 la compañía eléctrica planteó otro proyecto, que comenzó a construirse con la línea A para el año 1937. No obstante, llegó la Segunda Guerra Mundial y se detuvo la construcción. Esta se volvió a comenzar en la década de 1950, pero fue paralizada debido a que el proyecto no contaba con apoyo económico.

El proyecto se fue descartando, al nivel que en 1960 el metro no se consideraba como un medio de transporte a construir en la ciudad. Sin embargo, la saturación del sistema de tranvías en Praga hizo evidente la necesidad de otro medio de transporte. Por ende, se comenzó la construcción de un tranvía subterráneo, que tras encuestas y estudios, se transformó nuevamente en un sistema de metro.

Al estar Checoslovaquia en el período de normalización, que impuso un dominio soviético en el país, se construyó un metro de clara inspiración soviética. Aunque la inauguración estaba prevista para 1970, finalmente se hizo en 1974 con la línea C. El sistema siguió ampliándose con rapidez, habiéndose inaugurado las líneas A en 1978 y B en 1985.

Tras la caída del comunismo, las construcciones se ralentizaron y se sustituyeron los nombres anteriores de las estaciones que hacían referencia a ese sistema. Desde 2004 se han sucedido varias inauguraciones de extensiones de las líneas.

U-Bahn Prag Plan 2015

Líneas y estaciones

El Metro de Praga es un sistema de transporte que cuenta con 61 estaciones agrupadas en 65.2 kilómetros. La gran mayoría de estas son subterráneas. Las tres líneas están orientadas de manera tal que se unan en el centro de la ciudad. La decoración de cada estación corresponde a paneles de aluminio con colores distintivos, que han convertido a este metro en uno de los más atractivos de Europa. Generalmente, las estaciones cuentan con una plataforma única para ambos andenes, aunque algunas se manejan con dos plataformas. Las líneas del Metro de Praga son:

Línea A

Esta línea fue inaugurada en 1978 y es una de las que ha recibido mayores ampliaciones, habiendo sido la última efectuada en 2015. La extensión de la línea A llega hasta los 17.1 kilómetros en los que existen 17 estaciones. Sus estaciones terminales son Nemocnice Motol y Depo Hostivař. Es la línea más pequeña del sistema y su color distintivo es el verde.

Línea B

La Línea B es la de más reciente creación, pues su inauguración se produjo en 1985. Su última expansión se abrió al público en 1998, pero esto no le quita su categoría de la línea más grande del Metro de Praga. Cuenta con 24 estaciones en 25.6 kilómetros, y sus estaciones terminales son Zličín y Černý Most. El color de esta línea es el amarillo.

Línea C

Fue la primera línea en funcionar en el Metro de Praga tras su apertura en 1974. Cubre un recorrido entre Letňany y Háje, que fue ampliado por última vez en 2008. La distancia que hay entre ambos extremos de la línea es de 22.4 kilómetros en 20 estaciones. Su color distintivo es el rojo.

Conexiones con otros sistemas

La ciudad de Praga cuenta con un vasto sistema de transportes que está integrado en el Transporte Integrado de Praga (conocido en inglés como Prague Integrated Transport). Este es un sistema que, además del metro de la ciudad, agrupa tranvías, trenes de cercanías, autobuses, botes, el funicular de Petřín y los estacionamientos park and ride.

En primer lugar, están los tranvías de Praga, que son, junto con el metro, el sistema de transporte urbano más importante. Tienen 142.4 kilómetros con 25 rutas diurnas y 9 nocturnas, y funciona de forma eléctrica desde 1981. Estos, en muchas ocasiones, circulan paralelamente a las líneas de metro y tienen en ellas su gran soporte. Por este motivo, son muy frecuentes las conexiones entre ambos sistemas. Además, también hacen presencia los trenes de cercanías, conocidos como Esko Prague. Se trata de 33 líneas y 235 estaciones que conectan a la ciudad de Praga a todos los suburbios adyacentes.

Por otra parte, volviendo al lado urbano, los autobuses representan otro de los medios más utilizados por quienes habitan en Praga. La mayoría de estos autobuses son regulados y manejados por la misma operadora del metro, la Dopravní podnik hlavního města Prahy, a.s. No obstante, también hacen presencia otros operadores. Las líneas diarias suelen identificarse entre los números 100 y 250, mientras que las suburbanas hacen lo mismo con los números entre 300 y 399. Las líneas suburbanas diurnas son las que están entre 901 y 915, y las nocturnas, entre 951 y 960. Recientemente se ha incorporado nuevamente a la ciudad un pequeño servicio de trolebuses, entre Palmovka y Letonia.

Otro de los sistemas de transporte de la ciudad es el funicular de Petřín. Este conecta la parte baja del distrito de Malá Strana con la cima de la colina de Petřín, con una parada intermedia.

Finalmente, también es posible abordar en Praga un bote a través del sistema integrado. Existen tres compañías de ferris que operan en el río Vltava. Actualmente funcionan aproximadamente cinco ferris para diferentes rutas urbanas.

Sumado a todo esto, el sistema integral de transporte ofrece a los usuarios una serie de estacionamientos disuasorios park and ride. De momento existen 25, que se dividen en un grupo que son supervisados y pagados, y otros que no lo son, pero que tienen tiempo limitado.

Metro Prague - Hradcanska Station

Conexiones con el aeropuerto

El Aeropuerto Internacional de Praga Václav Havel es el terminal aéreo más importante que surte a la ciudad de Praga y a sus alrededores. Se trata de un aeropuerto fundado en el año 1937 y que ha sido ampliado en numerosas oportunidades. En 2017 recibió en todo el año a 17 millones de pasajeros, convirtiéndose en uno de los más concurridos de la región. De momento, el aeropuerto no cuenta con una conexión directa con el Metro de Praga, por lo que su conexión se realiza por medio de autobuses.

En primer lugar, hay varias líneas de autobuses que se pueden conectar con el metro. No obstante, la línea 119 de tranvía llega hasta la estación Veleslavin de la línea A. Por otra parte, la línea 100 de tranvía llega hasta la estación Zlicin de la línea B del metro. También está la línea Airport Express, que conecta al aeropuerto con la Praha hlavní nádraží, la estación principal de trenes de la ciudad. En esta central de trenes existe una estación de metro de la línea C denominada Hlavní nádraží.

Horario y frecuencia

La operatividad del Metro de Praga oscila aproximadamente entre las 4:30 de la mañana hasta pasada la medianoche. No obstante, esto cambia según cada línea, cuyos trenes varían en el inicio y fin de operaciones. Los horarios y las frecuencias de cada línea son:

Línea A

El primer tren de la línea A parte a las 4:40 de la mañana de la estación Dejvická. En cambio, el último pasa por la estación terminal Nemocnice Motol a las 12:33 de la noche. La frecuencia entre semana comienza siendo de diez minutos, pero a las 7 de la mañana baja a ser de cinco. Este horario se mantiene aproximadamente hasta las 10 de la mañana, cuando retoma su frecuencia de diez minutos. A partir de las dos de la tarde pasa a ser de siete minutos, que se reducen gradualmente hasta seis. Desde las 6 de la tarde se recuperan los cinco minutos de diferencia, que se mantienen hasta las 7:30 de la noche. Ahí pasa a ser de 7 minutos, hasta que llega a ser de diez desde las 11:30 de la noche.

Los días sábado la situación es diferente, pues se comienza con una frecuencia de diez minutos que baja a ser de siete a las 6:30 de la mañana. Esta se mantiene hasta las 11:30 de la noche, cuando vuelve a ser de diez minutos. Los domingos, de igual forma, empieza a funcionar con trenes cada diez minutos pero desde las 9:30 pasa a ser de siete minutos. Esto solo vuelve a cambiar, igualmente, a diez minutos a partir de las 11:30 de la noche.

Línea B

En el caso de esta línea, el primer tren parte desde las 4:44 de la mañana en la estación Českomoravská. El último pasa por la estación terminal de Zličín a las 12:46 de la noche. En días de semana, la línea B comienza a funcionar con trenes cada diez minutos, pero rápidamente esto cambia a una frecuencia de cinco minutos desde las 5:30 de la mañana, que se va reduciendo gradualmente hasta llegar a dos minutos de diferencia desde las 7 de la mañana. A partir de las 9 de la mañana pasa a ser de aproximadamente cuatro minutos. Luego, desde las 12:30 de la tarde sube un poco a cinco minutos, pero cerca de las 2 de la tarde pasa a ser de tres minutos, intercalándose con algunas frecuencias de dos minutos. Desde las 6 de la tarde cambia a cuatro minutos, para luego cambiar a cinco minutos a las 7 de la noche. Esta aumenta a entre seis y siete minutos desde las 8 de la noche, hasta que a las 11:10 de la noche termina con una frecuencia de diez minutos.

Para los sábados, el inicio de frecuencia de diez minutos se mantiene hasta las 7 de la mañana, cuando pasa a ser de ocho minutos. Esta se reduce un poco cerca de las nueve de la mañana, pero vuelve a aumentar a partir de las 7:30 de la noche, estando cercana a los ocho minutos. Desde las 11 de la noche cambia a diez minutos. Finalmente, los domingos la frecuencia de diez minutos dura hasta las 10 de la mañana cuando cambia a entre ocho y siete minutos. Cerca de las 7:30 de la noche cambia a seis minutos, pero ya desde las 9:30 de la noche pasa a ser de forma definitiva de diez minutos entre tren y tren.

Línea C

Para la línea C, el primer tren parte de la estación Kačerov a las 4:32 de la mañana. En cambio, los últimos trenes llegan a las estaciones terminales de Letňany y Háje a las 12:39 de la noche. En días laborales de lunes a viernes, el metro trabaja con una frecuencia de diez minutos hasta las 6 de la mañana, que pasa a ser de cuatro, reduciéndose gradualmente a tres y dos. Desde cerca de las 7 de la mañana, la frecuencia comienza oficialmente a ser de dos minutos. A partir de las 9 de la mañana empieza a aumentar un poco hasta tres minutos. Esta se mantiene prácticamente sin variaciones hasta las 7:30 de la noche, cuando pasa a ser de cinco minutos y posteriormente de seis y ocho, a partir de las 9:30 de la noche. Desde las 10 de la noche, la frecuencia cambia a diez minutos.

Los fines de semana la situación no es demasiado diferente. Los sábados la línea comienza a operar con una frecuencia de diez minutos hasta las 7 de la mañana, hora en la que pasa a ser de siete minutos. Desde las 8:45 se reducen a cinco minutos, frecuencia que se mantiene todo el día hasta las 7:45 de la noche. A partir de esa hora, pasa a ser de siete minutos hasta que, a las 9:45 de la noche se cambia a diez minutos. Para terminar, los domingos se empieza con un espacio de tiempo entre tren y tren de diez minutos hasta las 9:45 de la mañana, donde cambia a ser de siete minutos. Desde la 1:45 de la tarde pasa a tener una frecuencia de cinco minutos, que se mantiene hasta las 7:45 de la noche, nuevamente. Al igual que los sábados, desde las 9:45 de la noche y hasta el cierre del sistema, la frecuencia será de diez minutos.

Tarifas, tickets y tarjetas

Las tarifas de los diferentes billetes que se pueden utilizar en el Metro de Praga están circunscritas a todo el sistema integrado de transporte de la ciudad. Entre los billetes no se hace distinción del sistema que se abordará, por lo que pasan a tener aplicabilidad en todos ellos. La única diferencia notoria se refiere a la ubicación, pues un billete urbano no tiene el mismo precio de uno que alcanzará rutas suburbanas.

Existen dos zonas tarifarias: la zona P que incluye a todos los sistemas dentro de la ciudad de Praga, incluyendo ferris, funicular de Petřín y algunas rutas de trenes de cercanías; y la zona 0 que alcanza a todas las áreas periféricas, especialmente varias rutas de trenes y autobuses suburbanos. En cualquier tarifa, los niños menores a 6 años y los adultos mayores de 70 viajan gratuitamente.

Los tickets del Metro de Praga se basan principalmente en el tiempo de estadía en sus instalaciones.

Un billete básico, en el que se pueden estar 90 minutos dentro del sistema, tiene un valor de 32 coronas checas (1.44 US$).

En el caso del mismo billete para los niños entre 6 y 15 años y los ancianos de entre 65 y 70 años, el precio es de 16 coronas checas (0.72 US$).

También existe una alternativa para viajes cortos, que tendrán una duración de un máximo de media hora. El precio para adultos es de 24 coronas checas (1.08 US$), mientras que para los jóvenes y de la tercera edad, se ubica en 12 coronas checas (0.54 US$).

Otra de las opciones es adquirir ticckets que duren por varios días. La primera alternativa de esta gama es aquella que dura 24 horas y que tiene un precio de 110 coronas checas (4.93 US$) para adultos, mientras que la tarifa preferencial es de 55 coronas checas (2.47 US$). El que dura 72 horas solo tiene una tarifa posible y es de 310 coronas checas (13.90 US$).

Por otra parte, los usuarios también tienen la alternativa de comprar una tarjeta que les sirva de abono a todos los viajes por 30 días, 90 días, 150 días, 300 días o un año. Estas tarifas son:

Tarifas del metro de Praga Tarifas del metro de Praga

En estas tarifas, los adultos pueden viajar con un niño menor de 15 años los sábados, domingos y festivos sin coste alguno. Además, los estudiantes deberán contar con la identificación adecuada para tramitar su tarjeta. Todos estos boletos son personalizados, pero también existe la posibilidad de comprar otros billetes de esta duración que no se identifiquen personalmente.

En este caso, el mensual cuesta 670 coronas checas (30.75 US$), el de 90 días 1880 coronas checas (84.31 US$) y el de un año, 6100 coronas checas (273.56 US$).

Finalmente, es posible viajar con un perro, con una bicicleta o con un cochecito en el que esté un bebé sin costo adicional. No obstante, si se pretende llevar equipaje adicional o un cochecito sin que nadie lo ocupe, se deberá pagar un pasaje de 16 coronas checas (0.72 US$).

Futuras expansiones

Aunque el Metro de Praga ha mantenido sus tres líneas prácticamente desde su apertura, han sido muchas las ampliaciones que se han realizado, haciendo que el metro haya llegado a diferentes extremos de la ciudad. Actualmente, se ha planificado una nueva extensión de la línea A que llegue directamente al aeropuerto. Se trataría de una ampliación desde Nemocnice Motol hasta el Aeropuerto Václav Havel, pero que aún no se ha concretado y se espera que no se haga hasta que el aeropuerto tenga una estación de trenes.

No obstante, el proyecto de expansión más ambicioso del Metro de Praga se trata de la línea D. Esta línea conectaría el centro con el sureste de Praga y contaría con 10 estaciones en una longitud de 10.5 kilómetros. Si los planes se cumplen, esta línea debiera construirse entre 2019 y 2023. Además, también se ha planificado una posible construcción de una línea E que sería de carácter circular.

Consejos

Estar en un sistema de transporte extranjero es siempre una experiencia, que puede resultar desagradable si no se comprenden el funcionamiento regular. Para evitar cualquier inconveniente en el Metro de Praga, ten en cuenta estos consejos:

  • El Metro de Praga funciona con un sistema proof of payment. Esto quiere decir que no existen torniquetes para ingresar los tickets, y cada usuario es responsable de haber comprado un boleto válido. Existen controles constantes que verifican si se tiene o no el boleto, por lo que se pueden obtener multas de no haber comprado un ticket válido.
  • Las estaciones del Metro de Praga cuentan con su señalización en checo y en inglés. Es recomendable saber algunas palabras en esos idiomas para poder manejarse con facilidad. Además, existen paneles de información y ayudas acústicas para las personas invidentes, por lo que cualquier forma de comunicación que se aproveche es conveniente.
  • Al tener una gran concentración de personas, el Metro de Praga es un espacio propenso a los arrebatones e incluso, a los asaltos. Por ese motivo, nunca está de más estar atento a las propias pertenencias.

Datos curiosos

  • Los trenes M1 Metro se hicieron específicamente para el Metro de Praga. No obstante, su diseño se adaptó para que fuera usado en el Metro de Maracaibo, en Venezuela.
  • Diferentes nombres que hacían referencia al régimen comunista fueron eliminados tras la caída de este sistema. Por ejemplo, la estación Lenin pasó a llamarse Dejvicka.
  • El metro tiene su propia tipografía, de nombre Metron, diseñada por Jiří Rathouský.
  • A raíz de la Revolución de Terciopelo, el vandalismo empezó a ser un problema en el Metro de Praga. Por eso, es posible encontrar trenes y estaciones con graffitis.

Qué ver desde el Metro de Praga

Praga es una ciudad que se ha convertido en un sueño para miles de turistas. Especialmente después de la inclusión de República Checa en la Unión Europea, Praga comenzó a ser una ciudad muy visitada por muchos que desean conocer su rica historia, su tradicional arquitectura y una interesante aproximación a los pueblos de Europa Central. El Metro de Praga es un sistema de transporte que sirve para conectar la ciudad, y usándolo se pueden ver muchos sitios importantes. Algunos de ellos son:

  • Plaza de la Ciudad Vieja: esta es la plaza más famosa de la ciudad de Praga. En ella está la iglesia gótica de Nuestra Señora en frente del Týn, además de la iglesia barroca de San Nicolás. También es muy conocido el Reloj Astronómico y el Monumento a Jan Hus. Para acceder a esta plaza solo habrá que descender de la estación Staroměstská de la línea A y caminar al este.
  • Museo del Comunismo: este es un museo que se dedica a exponer la historia de Checoslovaquia tras la Segunda Guerra Mundial, en todos los años que tuvo con un sistema comunista bajo la órbita de la Unión Soviética. A través de artefactos, fotografías, documentos históricos y obras de arte, este museo pretende mostrar una realidad histórica. Para llegar a él habrá que bajar en la estación Náměstí Republiky de la línea B y bajar algunas cuadras.
  • Museo de Lego: Praga también alberga un Museo de Lego, que es el más grande de toda Europa, con 340 metros cuadrados y con 2500 modelos originales. Este museo cuenta con modelos asombrosos como el Puente de Carlos que alcanza los cinco metros y el Museo Nacional, del mismo tamaño que el real. La estación de metro más próxima es Můstek, que pertenece a las líneas A y B.

Plano del metro de Praga

Mapa del metro de Praga Gran resolucion
Mapa via www.dpp.cz
Ver mapa en gran resolución. Puede tardar en cargar unos segundos si la imagen es muy grande.

Mapa del metro de Praga

  • Pasajeros/Día 1472000
  • Tarifas: 0.65
  • Funciona 24 horas: No
  • Aire Acondicionado: No
  • Hay que andar entre trenes: Yes
  • Trenes sin conductor: No
  • Puertas de andén: No
  • Operador: Dopravní podnik hl. m. Prahy
  • 32 CZK
  • Praga Metro Web oficial

Ayúdanos

Si detectas que la información es incorrecta, incompleta, está desactualizada o la traducción es incorrecta y nos quieres ayudar a mejorar esta ficha...puedes contactarnos en .

Contáctanos también si no encuentras el metro que buscas y te gustaría verlo aquí! Intentaremos añadirlo tan pronto como podamos!

Muchas gracias!

** CREDITS!!